El Museo de La Rioja, un cortijo mal gestionado

El Museo de La Rioja, un cortijo mal gestionado

La gestión del Museo de La Rioja sigue arrojando muchas sombras. Desde CCOO La Rioja, siempre se ha apoyado a los trabajadores en sus reivindicaciones que, en este caso, no son de carácter laboral sino de defensa del patrimonio de todos.

No es una situación nueva. Los escándalos y catástrofes se han sucedido en los últimos treinta años en el Museo. Sólo hay que consultar la hemeroteca o escuchar “a los artistas, arqueólogos y profesionales que han tenido relación con la institución”, según señalan los propios trabajadores, para comprobar la realidad que se está denunciando.

“Lamentablemente, sospechamos que la personas que podría aportarnos más información, no tenga mucha disposición para ello”, continúan los empleados. Se refieren a José Ramón Gómez, marido de la Directora, María Teresa Sánchez-Trujillano. “A pesar de no tener relación laboral con el Museo”, explican, “disfruta de paso franco a todas las instalaciones, oficinas y almacenes, y entretiene diariamente gran parte de su ocio trasteando por sus dependencias y haciendo uso de teléfono, copiadora y herramientas”.

De hecho, ya en el año 1985 se denunció esta situación y fue incluso recogida por los medios de comunicación y en 2010 fue objeto de preguntas parlamentarias. A día de hoy, nada ha cambiado.

Pero no es este el único problema en el Museo de La Rioja. El patrimonio de todos no está suficientemente protegido, la gestión de las instalaciones es francamente deficiente, la programación de exposiciones es arbitraria y desfasada y, en las obras de ampliación, se permitieron “chapuzas” que ahora debemos reparar con el dinero de todo.

Todas estas cuestiones se han intentado tratar en innumerables ocasiones con la Directora, sin obtener nunca resultado. También se trasladaron en 2014 al Director General de Cultura y se ha vuelto  hacer en fechas recientes. Parece que los problemas graves del Museo no importan, de hecho, se ha concedido una prórroga a María Teresa Sánchez-Trujillano para permanecer en el cargo tras su jubilación.

Desde CCOO queremos dejar claro que los trabajadores no tienen nada que ganar con todo este conflicto, ya que no reclaman en ningún momento mejoras laborales. Se trata, por el contrario, de defender el interés de todos los riojanos, la salvaguarda de sus bienes artísticos, el disfrute de la cultura por parte de todos y el control de los gastos con dinero público. Los empleados consideran, aun a riesgo de ser puestos en el punto de mira por sus reivindicaciones, “que la Directora debe disfrutar de su jubilación y dejar paso a sangre nueva”.

El mal trato que denuncian los trabajadores por parte de su directora no es lo que más les preocupa, sino que ese desprecio sea una represalia por hacer llegar a sus superiores las deficiencias a las que ella no responde.

El Museo de La Rioja es la principal institución cultural de esta Comunidad. Tal vez lo merezca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

El Decreto que regula la Carrera Profesional es injusto y discriminatorio. Si os sentís agraviados, sea cual sea el motivo, o tenéis dificultades en el procedimiento, podemos ayudaros. Queremos ser vuestra voz y elevar una petición conjunta al Comité Evaluador y a la Administración.

Suscríbete a nuestro boletín

Síguenos en Facebook

diciembre 2016
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Imágenes de las noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR