Correos se ve forzada a paralizar y revertir el nuevo modelo de cartería ante la amenaza de huelga

Correos se ve forzada a paralizar y revertir el nuevo modelo de cartería ante la amenaza de huelga

Con la convocatoria de huelga, CCOO y UGT han tumbado el acuerdo de Serrano con un 24% de la representación sindical para desmantelar las 2.000 unidades de distribución de todo el país.

El presidente Serrano, que presenta los peores resultados de la historia de Correos con 500 millones de pérdidas en tres años, en un clamoroso fracaso del modelo que quiere imponer contra el criterio del 76% de los sindicatos que no respaldan su gestión, da marcha atrás en el proyecto estrella de su Plan de reconversión de Correos, primer reconocimiento del naufragio del proyecto que ha venido encabezando.

El pasado 28 de diciembre, el presidente Juan Manuel Serrano, presionado por la convocatoria de huelga general de CCOO y UGT, un 70% de la representación de la plantilla, para los días 5, 7 y 12 de enero, convocó una mesa “alegal” de urgencia en la que se vio obligado a retirar el plan de desmantelamiento de 2.000 unidades de distribución pactado con CSIF, Sindicato Libre y CIG (24% de representación en Correos).

Entre las reivindicaciones de CCOO y UGT que Serrano ha tenido que asumir, estaban las principales exigidas por el comité de huelga: paralización del desmantelamiento de las 1.800 unidades de distribución previstas antes del 15 de enero y reversión de la medida en las 200 en las que ya se había implantado.

CCOO y UGT consideran que la retirada del plan de desguace de las unidades de distribución de todo el país certifica el éxito rotundo de la convocatoria de huelga y lo absurdo de una medida cuya paralización muestra a las claras lo innecesario de su aplicación. Para ambos sindicatos la medida formaba parte del catálogo de ocurrencias caóticas de Serrano que ha llevado a Correos a los niveles de pérdidas más altos de su historia, con 500 millones de euros en 3 años, y a tener que solicitar 1.000 millones de euros en préstamos para tapar el agujero provocado por su gestión.

Igualmente, CCOO y UGT consideran que la retirada de la medida estrella del Plan Estratégico de Desguace de Serrano, el desmantelamiento de las unidades de distribución, es un síntoma claro de agotamiento de un ciclo de gestión que toca a su fin y que, en este periodo final de legislatura, parece que está dando los últimos coletazos.

No obstante, CCOO y UGT, que desconfían de un presidente que ha roto el marco de las relaciones laborales de Correos y que ha utilizado la compañía pública con fines personales muy alejados de los planteamientos progresistas que se le debe presuponer a un miembro del PSOE, partido mayoritario en la Coalición de Gobierno, han considerado oportuno no desconvocar la huelga general sino solo suspender los paros de los días 5, 7 y 12 de enero, manteniendo la huelga general activa para dar cobertura a futuros paros ante un nuevo intento de imponer el desmantelamiento que en esta ocasión ha fracasado.

CCOO y UGT insisten en la retirada de un Plan Estratégico claramente fracasado y en la necesidad de abrir una discusión rigurosa y seria sobre el Modelo Postal público que necesita nuestro país y, en ese marco, definir el papel que ha de jugar Correos como prestador de servicio público y empresa competitiva, eficaz y eficiente, así como las condiciones laborales y salariales acordes al servicio público de calidad que merece la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Síguenos en Facebook

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

enero 2022
L M X J V S D
« Dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Imágenes de las noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR